«Se ha terminado la política del llanto. Es el tiempo de la esperanza fundada para la España despoblada»

El periodista y sociólogo, Manuel Campo Vidal, ha protagonizado el encuentro digital ‘Soluciones inteligentes contra la despoblación’

María Celiméndiz Gimeno – La Comarca – 15-12-2020. “Se ha terminado la política del llanto, del quejarse de que no nos quieren y que estamos abandonados para dar paso a una política de cooperación e iniciativas”. Este es el mensaje que el periodista, sociólogo y autor del libro ‘La España despoblada’, Manuel Campo Vidal, ha trasladado a los espectadores del encuentro digital ‘Soluciones inteligentes contra la despoblación’ celebrado este martes en lacomarca.net. “Es el tiempo de la esperanza fundada para la España despoblada”, ha subrayado Vidal, quien ha insistido en el que país no puede permitirse partidos e iniciativas que dividan y en la necesidad de “ir todos a una”.

Manuel Campo Vidal ha explicado que el camino a la repoblación tiene que estar basado en un triángulo formado por el factor humano -y su capacidad para emprender-, la información y las nuevas tecnologías, y la capacidad de alianzas. Y se ha referido a los dirigentes en el medio rural –entre ellos el alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu; y el presidente de la Comarca del Bajo Aragón, Luis Peralta, que le acompañaban en el encuentro- como piezas claves para liderar este cambio.

El alcalde de Alcañiz y profesor de sociología, Ignacio Urquizu, ha propuesto un conjunto de medidas sobre las que trabajar para que el medio rural –haciendo especial hincapié en el territorio bajoaragonés- sea competente en el siglo XXI. Para Urquizu es esencial “generar una  marca del territorio” y ha puesto como ejemplo actividades culturales que pueden tener un mayor tirón como el curso de periodismo de Alcañiz o el programa de encuentros con los autores ‘Alcañiz Lee’. También ha insistido en que hay que coger el tren de la “tecnología y comunicación” teniendo claras las “prioridades de desarrollo”, para competir en aquellos sectores en los que el territorio ya tiene experiencia como el agroalimentario, el del motor y el del turismo. Por último, ha señalado que es necesario trabajar en “un ecosistema que genere emprendimiento” para que aquel que quiera desarrollar un proyecto empresarial “vea que tenemos la capacidad”.

En esta misma línea, Vidal ha insistido en la necesidad del “carácter empresarial” de los jóvenes para que cuando terminen de estudiar puedan volver al medio rural y desempeñarse profesionalmente en aquello en lo que se hayan formado.  Asimismo ha subrayado que el emprendimiento no tiene edad y que a pesar de tener más de 60 años también se pueden iniciar nuevos proyectos que generen riqueza en el territorio.

Tanto Vidal como Urquizu han defendido que la España interior va mucho más allá de la agricultura y la ganadería y que es hora de poner las bases del mundo rural del siglo XXI. El alcalde se ha referido al máster sobre el medio rural que impartirá la Uned en Alcañiz y que a diferencia de otras titulaciones europeas no está basado exclusivamente en la sostenibilidad, el medio ambiente y la agricultura. “Habrá asignaturas de innovación, sobre educación ya que enseñar en el medio rural no es lo mismo que en la ciudad, de turismo y de servicios sociales. Vamos a capacitar al medio rural en cosas más allá de las que nos identifican”, ha detallado Urquizu.

Situación demográfica del Bajo Aragón

El presidente de la Comarca del Bajo Aragón, Luis Peralta, quien también se ha sumado a este mensaje de optimismo, ha analizado la situación demográfica de la comarca con alrededor de 30.000 habitantes. Peralta ha comentado las propias diferencias que existen en un mismo territorio comparando Alcañiz que tiene 16.000 habitantes con el resto de municipios que rondan los 1.000 habitantes. Y pese a que ha dicho que hay “mucha gente envejecida” y que se están quedando “con poca juventud” también ha enviado un soplo de esperanza: “El otro día nos sorprendió una noticia a nivel nacional. La Cañada de Verich, con un centenar de habitantes, se ha quedado sin viviendas. Está llamando gente de las grandes urbes sin tener ningún arraigo y están comprando casas”. Peralta ha destacado que el teletrabajo es una oportunidad para regresar a la España interior y ha recordado la gran brecha digital que todavía sigue existiendo y en la que se está trabajando.

Respecto a la crisis del coronavirus como motor de la repoblación, Manuel Campo Vidal ha recalcado que tan solo ha sido un acelerador de muchas cosas como el teletrabajo, la telemedicina y la transformación digital de las empresas. Esta pandemia ha servido también para corroborar que “hay una legislación hecha en las ciudades para las ciudades” y que no contempla la realidad del medio rural.

Periodistas rurales

Para poner voz a la despoblación y a las reivindicaciones de la España interior “están los medios de comunicación”. Manuel Campo Vidal ha recordado que hace tres años nadie hablaba de la despoblación y que el papel de los periodistas rurales “ha sido fundamental” para poner el foco.

La directora del Grupo de Comunicación La COMARCA y moderadora del encuentro digital, Eva Defior, ha contando cómo desde la redacción en Alcañiz “se intenta dar voz a las reivindicaciones del medio rural” y se presta atención “a esos pequeños detalles que no se escuchan en la ciudad”. Ha recordado el editorial conjunto que La COMARCA realizó con el Diario de Teruel el 31 de marzo de 2019 con motivo del día de la ‘España vaciada’ y también, la creación de la Red de periodistas rurales que permite a los comunicadores que narran una realidad común mantenerse en contacto.

Librerías

Campo Vidal es uno de los máximos exponentes de la movilización de la España Vacía, y su libro ‘La España despoblada. Crónicas de emigración, abandono y esperanza’ recorre en profundidad las causas de la despoblación desde el siglo XIX, analizando su evolución y perspectiva hasta nuestros días. Campo Vidal, natural del municipio oscense de Camporrells, vivió en primera persona el éxodo rural, y relata su propia experiencia en el libro, en la que se pueden ver reflejadas millones de familias españolas.

El ejemplar puede adquirirse en varias librerías del territorio. En Alcañiz, en la librería Miguel Ibáñez y en la librería Santos Ochoa; en Alcorisa, en la librería Espallargas; y en Caspe, en la librería Aragondisc.

Deja un comentario