Manuel Campo Vidal

Para luchar contra la despoblación debe haber una gran alianza

Elena Moreda – Nosotros los mayores – 8/04/2021. El escritor y periodista oscense Manuel Campo Vidal, implicado desde hace años en el problema de la despoblación de zonas rurales y la necesidad de un reequilibrio territorial, acaba de publicar su último libro ‘La España despoblada. Crónicas de emigración, abandono y esperanza’, un ensayo sociológico con notas autobiográficas en el que analiza la situación de los pueblos afectados por el éxodo a las ciudades.

¿Qué va  a encontrar el lector en el libro ‘La España despoblada. Crónicas de emigración, abandono y esperanza’?

En esta publicación he levantado acta de la situación en la que se encuentra la España despoblada y cómo se ha llegado a esta situación. Es una crónica de las condiciones de vida que llevaron a la despoblación, un diagnóstico de la situación en la estamos, y sobre todo, soluciones y un hilo de esperanza después de una larga lucha de un par de décadas con muchísimos movimientos como: Teruel existe y Soria ¡YA!

¿De dónde viene su preocupación por la España despoblada?

Porque yo formo parte de ese contingente de personas que despoblamos España. La desbandada de donde nací, Camporrélls (Huesca), comenzó como en otros muchos pueblos a mediados del siglo XIX y llegó a su punto álgido en los años 50 y 60, década en la que emigré con mi familia a Cornellá de Llobregat (Barcelona) por razones laborales.  Entonces yo tenía nueve años.

¿A día de hoy, cuál puede ser la medida para revertir esta situación de la España despoblada? ¿Hay una fórmula mágica?

No hay una fórmula mágica, lo que sí hay es una suma de pequeñas y grandes soluciones a partir del convencimiento de que la España despoblada y la España rural, que perdió su industrialización en su momento, salvo en casos concretos, ahora no puede perder la digitalización y la conectividad con la misma calidad que se recibe en las ciudades. Es la llave de entrada fundamental a la solución espacial de este grave problema de desequilibrio territorial que tiene España.

¿De quién depende aplicar posibles soluciones?

Para luchar contra la despoblación debe haber una gran alianza de todas las administraciones, los emprendedores,  que merecen todo nuestro apoyo porque están haciendo cosas muy importantes en el medio rural español; los medios de comunicación y las grandes empresas como Correos y Red Eléctrica, entre otras,  que por fin empiezan a mirar a este territorio.

Por lo tanto hay una suma de esfuerzos y una oportunidad que yo creo se refuerza en estos momentos con la perspectiva de los fondos europeos y la posibilidad de convertir muchas zonas de España en lo que llamamos territorios rurales inteligentes.

¿La proliferación del COVID – 19 puede afectar positivamente a que las zonas despobladas dejen de serlo?

Es imprescindible la digitalización, la pandemia lo que ha hecho es actuar de acelerador contra la despoblación de los pueblos. Además, ha demostrado que la España urbana que ha vivido de espaldas al mundo rural depende de estos territorios; ya que si no hubieran seguido trabajando los ganaderos, agricultores, transportista y la gente de los supermercados se habría cortado la cadena alimenticia.

Desde mayo del año pasado hasta ahora se han multiplicado en Google las búsquedas de términos como casa de pueblo, casa con parcela… Algunos alcaldes confirman que están empezando a percibir una población que hace un par de años no estaba.

¿Por qué cree que debe haber una  mayor empatía entre la España urbana y la rural?

España  es un país profundamente desigual en los ámbitos social y económico, pero también tiene profundas diferencias territoriales, no es sostenible que el 80% de la población viva en el 15% del territorio, además la hiper concentración en algunas ciudades y eso es insalubre.

¿Podemos recuperar todos los pueblos despoblados?

No se trata de reabrir todos los pueblos, sino de mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos que residen en los que se pueden salvar, por ejemplo, conectándolos con carreteras comarcales, ofreciéndoles buenos servicios médicos, institutos, etc. En definitiva dar una actividad para que no esté abandonado. Así las personas que viven en el mundo rural pueden continuar haciendo su función de agentes medioambientales porque un camino que no se transita se llena de maleza, se incendia y el aire que respiramos depende del cuidado del bosque, las montañas y los ríos.

españadespoblada.es, la web que apoya al mundo rural para cambiar la realidad de los pueblos vacíos

Como complemento al libro ‘La España despoblada. Crónicas de emigración, abandono y esperanza’, Manuel Campo Vidal ha creado españadespoblada.es, una web que nace por la necesidad de dar voz a las zonas rurales que sufren la despoblación y el abandono. Es una iniciativa de servicio público que busca apoyar a los emprendedores y, de su mano, cambiar la realidad del medio no urbano.

“Animo a todos a participar y a visitar esta web porque recoge iniciativas, ayuda a la gente que quiere instalarse en un pueblo, resuelve dudas, muestra casos exitosos de emprendimiento y ofrece los contactos necesarios para llevar a cabo algunas de las actuaciones que cambiarán la realidad de las zonas rurales en el futuro. Veo una proliferación de gente que quiere ayudar en estos momentos y a mí eso me hace sentir esperanza”, explica Campo Vidal.

Deja un comentario